sábado, 16 de julio de 2011

The darkest chocolate cake ever (chocolate bundt cake)



Madre mía! ¿Cómo algo tan sencillo puede estar taaaaaan rico? Pues eso, que no sé si os llega el olorcillo desde aquí, pero este bundt súper-chocolatoso está DELICIOSOOOO!!!!



Allá por las Navidades pasadas, vi en el blog de Bea esta receta, que también recordaba de haberla leído en el libro de recetas de NordicWare (la marca de los moldes de bundt), y me dije: la tengo que hacer algún día. Pues ese día ha llegado y os digo que hoy he cambiado la frase por: la tengo que hacer muuuuchas veces, es un éxito!!!

Cómo véis, ando estos días liada con impuestos, contabilidad y mil cosas, así que no he prestado la debida atención a los detalles y me ha quedado aire en la masa del bundt. Síiii, se aprecia y queda muy feo, mirad en el dibujo exterior, se ven agujeritos!! También creo que lo dejé un poco húmedo de más, cinco minutos adicionales le hubieran hecho mucho bien, pero vamos, que en casa nos encanta así jugosito y húmedo, y la verdad es que ha volado casi todo ya. Con sus defectos y sus virtudes, un bundt con "carácter"!!! jajaja

Si lo probáis en casa, la primera vez haced la receta tal cual, os encantará, y seguro que cada uno le encuentra posibilidades para hacer mil variantes en las siguientes ocasiones. Yo ya estoy pensando en meterle al próximo unas nueces picaditas o recubrirlo una vez hecho con una glasa simple de naranja (3 partes de azúcar glass y una parte de zumo de naranja, mezclar y cubrir)... mmm... por Dios, sujetadme que voy a la cocina a por otro trozo!!!



The darkest chocolate cake ever (para molde de 10 tazas)
Receta de NordicWare

Ingredientes:

- 250gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 375gr de azúcar
- 4 huevos
- 350gr de harina de trigo (mejor tamizada)
- 1 cucharada de postre de bicarbonato sódico
- 1/4 cucharada de postre de sal
- 240ml de buttermilk (yo lo compro en Alcampo, si no encontráis: mezclad 235ml de leche con 15ml de vinagre de vino blanco o zumo de limón. Dejadlo reposar 10 minutos. Veréis que la leche se queda como cortada, esa es la textura del buttermilk)
- 60gr de cacao puro en polvo (yo uso Valor)
- 150ml de agua hirviendo
- 2 cucharaditas de extracto de almendra o de vainilla

Vamos precalentando el horno a 170º (si usáis ventilador, a 160º). Mientras engrasamos nuestro molde de bundt. El desmoldante en spray es genial para este tipo de moldes con dibujo. En su defecto, podéis coger un pincel de cocina e ir untándolo en aceite de oliva o girasol e ir pintando toda la superficie interior del molde. Luego espolvoread con cacao en polvo (en este caso que el bizcocho es tan oscuro, si ponemos harina se verá blanquecino una vez desmoldado).

Ponemos a hervir el agua, y cuando hierva, la mezclamos bien con el cacao en polvo, que no quede ningún grumo. Lo dejamos enfriar un poquito aparte.

En la KitchenAid o con batidor de mano, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y quede esponjoso. Si es con KitchenAid, son unos 3 minutos a velocidad media. A continuación, a velocidad baja, vamos echando los huevos uno a uno, y no incorporamos el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado.

Por otro lado tamizamos juntos la harina, el bicarbonato y la sal.

En la mezcla de mantequilla, azúcar y huevos vamos echando, por este orden, y batiendo bien entre ingrediente e ingrediente: un tercio de la harina tamizada, la mitad del buttermilk, otro tercio de harina, el resto de buttermilk y terminamos con el resto de la harina. La velocidad la mantenemos baja. Cuando esté todo bien mezclado, añadimos el extracto de almendra o vainilla y el agua con cacao. Mezclamos de nuevo hasta que quede de color uniforme.

Pasamos esta mezcla al molde del bundt. Alisamos la superfície y horneamos durante una hora aprox., o hasta que al pincharlo salga seco.

Para desmoldarlo correctamente, como en todos los bundts, dejamos enfriar el molde sobre una rejilla unos diez minutos (yo lo dejo casi 15 minutos, depende de la humedad ambiental), de esta manera ayudamos a que se ventile también por debajo y por el tubo central, y luego procedemos a darle la vuelta y voilà! saldrá él solito y sin pegarse nada, nada.

Lo dejamos enfriar así sobre una rejilla durante al menos una hora (si es que podéis aguantar si cortar un pedazo!!!! jejeje).

Ya sabéis que yo no soy de decorar los bundts, creo que con esos dibujos del propio molde no necesitan más, pero si os gusta decorarlos, podéis coger ideas de mi amiga Dina que tiene en su blog algunos preciosos!

Probadlo... y ya me contaréis!  ;)



Y ahora os recuerdo que están en marcha los dos concursos más molones de la blogosfera!!! Por un lado el concurso de cocina para niños, "Mami... Papi... ¡Yo también!", que este mes organiza Elixabet de Mundu Goxoa, y consiste en hacer una maceta de tierra comestible con sus gusanos y todo!!!

Participad entre el 21 y el 27 de julio!


Y por otro lado el concurso de parejas "Caris... ¡Nosotros también!" (o cómo conseguir que tu pareja te cocine algo por una vez en la vida...) gestionado este mes por Manu Catman, que propone un gazpachito bien fresquito (ains... lo que daría yo porque mi novio preparara el gazpacho como el de mi padre, que es el mejor que he comido nunca).


Hasta el 12 de agosto!!


Animaros!!!! Tenéis tiempo de sobra y os puede tocar uno de los lotes de regalitos que sortean cada uno de ellos!!