miércoles, 26 de diciembre de 2012

Suspiros de almendra

 ¿Os acordáis que en la receta anterior usamos varias yemas y os dije que guardárais las claras de esos huevos?
Pues aquí tenéis una muy buena manera de usar las claras que nos sobraron: unos suspiros de almendra al estilo de mi madre. Estupendos para acompañar los postres típicos navideños que son más densos y pesados, un contrapunto genial!


Hoy no me enrollo y vamos al grano: la receta!!!





Suspiros de almendra

(receta de mi madre)

Ingredientes:
- 6 claras de huevo
- 420gr de almendras fileteadas y tostadas (en nuestro caso, almendras de nuestros almendros, cogidas y cascadas por mi padre ^^ )
- aroma de limón (una cucharadita)
- 210gr de azúcar
- 210gr de azúcar glass


Montamos las claras con una pizca de sal. Agregamos los dos azúcares y la esencia de limón y seguimos batiendo. Una vez el merengue esté bien montado, incorporamos las almendras con movimientos envolventes, sin batir, para que no se nos baje.

Distribuimos en cápsulas para cupcakes el merengue, haciendo copete. Metemos las cápsulas en una placa de cupcakes, para que mantengan bien la forma, y las horneamos a 120º durante una hora y cuarto aprox., con calor sólo abajo, o con recirculación de aire, si tenéis un horno con esta función.


Al sacarlos del horno, los dejamos enfriar sobre una rejilla. Veréis como la superfície se va endureciendo al enfriarse.

El tiempo es orientativo, siempre depende de vuestro horno. Hacia la hora de cocción, ir mirando cómo están los suspiros: no deben tostarse. Deben quedar blancos y crujientes por fuera y blanditos por dentro.

Están riquísimos!!! Me he comido unos cuantos estos días, jeje...