domingo, 2 de septiembre de 2012

Pastel Hello Kitty con corazón de fresa

Adiós al mes de agosto y adiós a las vacacioneeeees!!!!


Espero que hayáis disfrutado mucho este verano. Yo lo he intentado y aunque he tenido cosas que hacer, y siempre me resultan cortísimas las vacaciones, creo que le he sacado provecho y he descansado, que ya lo necesitaba!!

Una de las cosas que he hecho este verano es este pastel con hoja de fondant de Hello Kitty, que ya viene en forma redonda. Es sencillísimo de decorar, y queda muy aparente con el mínimo esfuerzo. Sólo hay que pegar la hoja de azúcar sobre el bizcocho - yo la pegué con un poco del frosting de fresa que usé para rellenar la tarta, pero podéis usar cualquier cosa que sea un pelín pegajosa y no deje demasiada humedad porque la hoja de azúcar decorada se podría mojar en exceso y desteñir -, y luego decorar los laterales. 


Seguid leyendo, que dentro tiene sorpresa!!!

Una solución muy rápida para la decoración exterior, y que había visto en diferentes fotos que corren por facebook, es este método de las "lágrimas". Consiste en poner el frosting que queráis en una manga pastelera grande, usar en la manga una boquilla redonda grande (por ejemplo la Wilton número 10, o si no tenéis esta boquilla sin boquilla, aunque cuesta mucho más de controlar y de que quede mejor), y realizar una columna de pegotes grandes de arriba a abajo en el lateral del pastel. En este caso 4 pegotes, ya que el de arriba de todo lo hice al final, para tapar los bordes de la hoja de azúcar.

Truqui: antes de poner las lágrimas, usé el sobrante del frosting del relleno para cubrir con una capa fina las imperfecciones del pastel, por arriba - para poder pegar la hoja de fondant bien lisa - y por los laterales. Esta capa fina, que no se va a ver luego, es ideal para "atrapar" cualquier miga que el bizcocho tienda a desprender, y garantiza que tendréis una superfície bien lisa para aplicar los pegotitos y que queden lo más parejos posible.


Después, con una espátula de repostería o el dorso de una cuchara, se presiona cada pegote de frosting y se arrastra hacia el lado - todos hacia el mismo lado -, y a continuación, se forma otra columna de pegotes al lado, tapando el final de los pegotes arrastrados, de la lágrima, y se vuelve a repetir la operación por todo el lateral del pastel, columna a columna. Parece muy laborioso, pero es fácil de hacer y yo no tardé más de 10 minutos en hacer todos los pegotes y eso que era mi primera vez con esta técnica. Claro, que está mejorable y que yo sólo usé un color y un frosting. Hay fotos por diferentes blogs y por internet que usan diferentes colores para los pegotes, y es normal que así se tarde más (pero queda precioso!!! Tendré que probarlo la próxima ocasión....).


He usado nata vegetal montada, con aroma de fresa y colorante en gel rosa, pero podéis usar cualquier frosting que queráis: ganaché montado, nata, buttercreams de sabores, etc. El requisito es que no sea demasiado líquido para que aguante la forma una vez hemos puesto los pegotitos.




Para el interior del pastel... bueno, he usado el molde relleno de corazón de Wilton, y queda genial!!!! Sólo hay que hornear los dos moldes que trae el set con vuestra receta de bizcocho favorita, desmoldar y dejar que se enfríen, y rellenar los huecos de ambos bizcochos con algo que tenga consistencia: no vale mermelada o nutella, hay que ponerle algo que aguante la forma al igual que hemos hecho por fuera. Ya sabéis... buttercream, butterswiss, nata montada, ganaché montado... En esta ocasión, para que todo fuera rosa y fresa, he usado el preparado para frosting de fresa que tenemos en la tienda, que está hecho con fresas naturales y sabe... MMMMMMM!!!

Una vez rellenos los huecos, se coloca el bizcocho con el hueco de las dos ondas del corazón sobre el bizcocho con el hueco del pico del corazón, dándole la vuelta, de manera que los dos rellenos se toquen. Y voilà!! Tenemos al instante un pastel tremendamente alto y con un corte así de precioso:



O si lo preferís, mirad cómo quedó el pastel después del primer "tiento" que le dimos entre todos:


La verdad es que sorprendió un montón y gustó muchísimo, a niños y a mayores, a pesar de ser muy rosa y muy "kitty"! 
Espero que a vosotros también os guste. Feliz vuelta a la rutina!!!!!