domingo, 11 de marzo de 2012

Dos estrellas de mar...

Buenaaaaaaas!!!

Hoy os traigo galletas decoradas!!! Y una manera muy sencilla de animaros para que les deis diferentes usos a vuestros cortadores de galletas: imaginación al poder!!! 

En nuestro grupo de facebook andamos comentando hace días lo de usar los cortadores de galletas para hacer galletas "nuevas", es decir, para amortizarlos haciendo otros diseños para los que originalmente no están pensados los cortadores.

Y yo que en esto reconozco que tengo poquita imaginación, he utilizado el cortador de estrella de 5 puntas Navideño (que tengo de varios tamaños) para acercaros al mar y hacer estrellas de mar (oooohh, que original!!! jajajajaja)

Eso sí, me he estrujado un poco la cabeza y al final han salido dos diseños distintos: unas más sobrias pero que a mi particularmente me encantan, en blanco y con relieves, y otras más simpáticas, en amarillo y con ojitos que miran para todos lados... ¿Cuál os gusta más? ^^





La manera de hacerlas es muy sencilla: cortáis la masa de las galletas como normalmente, con el cortador de estrella. Una vez puestas sobre la placa de hornear, deformáis ligeramente con el dedo algunas puntas moviéndolas hacia los lados, de forma que nos vayan quedando las puntas de las estrellas como las de una estrella de mar. Y luego se hornea como de costumbre.





Una vez secas y frías, yo las he decorado con glasa real. Las blancas, una capa de glasa blanca y lisa, y una vez seca esta capa, con la manga y la boquilla del número 2, hice los puntitos con glasa a punto de escritura.

Las amarillas, con una capa de glasa amarilla, y dejándolas secar sólo 5 minutos - que todavía la glasa esté fresca - espolvoreé sobre cada una una buena cantidad de azúcar coloreado de amarillo. Cuando se secan, podéis poner boca abajo cada galleta y caerá el azúcar sobrante, que puede recuperarse y usarse para otra cosa. Con glasa blanca a punto de escritura hice los ojitos de las galletas, directamente sobre el azúcar seco, y una vez secos los ojos, les pinté las pupilas con rotulador comestible de color negro.





Y a vosotros... ¿se os ha ocurrido usar vuestros cortadores de galletas para hacer algo distinto?? ^^