domingo, 14 de noviembre de 2010

Crema de castañas

¡Me encantan los frutos de otoño! Calabazas, manzanas, zanahorias, mandarinas, membrillos, naranjas, plátanos, castañas... estupendos todos para comer en salado, pero geniales para usar en recetas dulces y para hacer conservas y disfrutarlas todo el año.

Con esa intención, y cómo estos días ya encontramos estas frutas de temporada buenas y baratas en la frutería, os dejo hoy la receta de la crema de castañas: dulce, espesita, intensa, aromática... una delicia, vamos.




Ingredientes:
- 500gr de castañas con cáscara
- 400ml de leche semidesnatada o entera
- 200gr de azúcar
- 1 vaina de vainilla

Es importante usar castañas de calidad, que tengan sabor y que se les desprenda la cáscara con facilidad. Nos ahorrará mucho trabajo y quedará más rica la crema. Yo esta vez no encontré castañas gallegas, pero compré unas de Ávila también bastante ricas, pero más puñeteras para quitarles la cáscara.

Empezamos haciendo un corte a las castañas, una a una, como cuando las preparamos para asar. Esto evitará que "exploten" mientras las escaldamos.


Ponemos una olla con agua a hervir, y cuando rompa la ebullición, echamos las castañas en ella. Las dejamos escaldarse unos 4-5 minutos, y pasado este tiempo, las escurrimos y vamos, una a una, quitándoles las dos cáscaras.



Este es el trabajo más pesado de la receta, aunque con el escaldado se quitan las pieles bastante bien.

Una vez peladitas, las pondremos en una olla con el azúcar, la leche y la vaina de vainilla, y las dejamos cocer a fuego medio - que hierva, pero no a fuego vivo, sino suavemente -, unos 25-30 minutos o hasta que veáis que las castañas están blanditas.




Fuera del fuego, sólo nos queda triturarlo todo con un minipimer, que quede una crema fina sin trozos de castañas. Acordaos de sacar la vaina de vainilla antes de triturar!!! jeje



Y ya lo tenemos listo!!
Para conservarla, mejor en tarros o fiambreras de vidrio, y siempre en la nevera, bien tapada. Así se nos conservará unas 2 semanas perfectamente.

Yo he hecho mucha cantidad esta vez, así que he metido parte de la crema en botes de vidrio (reciclados de botes de alubias y cosas así), y bien tapados, los he hecho hervir a baño maría unos 15 minutos (metemos los botes tumbados en una olla, los cubrimos de agua, y hacemos hervir el agua de la olla). De esta manera, hacemos unas conservas de crema de castaña que podemos guardar varios meses y usar más adelante. Eso sí, una vez abierto el bote, se nos conservará 2 semanitas en la nevera, no más.

Esta mañana hemos desayunado tostadas de pan untadas con crema de castañas... mmm... mejor no os lo cuento y lo probáis... jeje
También lo podéis usar para rellenar bizcochos, magdalenas, como ingrediente para hacer flanes o helados de castaña, etc... y como lo uso yo muchas veces: una cucharada acompañando un plato de solomillo de cerdo a la plancha, o carne de caza: deliciosa combinación!