viernes, 24 de diciembre de 2010

Árbol de Navidad, mantecados y turrón!

A todos los que habéis confiado en nosotros y a todos los que nos leéis:

Gracias por vuestro apoyo y por compartir con nosotros este espacio y vuestra pasión por las cosas hechas con cariño. Seguiremos publicando nuestras recetitas y esperamos que en estas fechas disfrutéis de los vuestros y compartáis todos juntos esa repostería casera que vosotros, y nosotros, hacemos con el corazón.

¡Os deseamos una Muy Feliz Navidad!

Y no podíamos dejar pasar estas fechas sin enseñaros lo que hemos preparado para los postres de estos días: un rico árbol de navidad y unos mantecados y turrón de chocolate caseros (en la siguiente entrada del blog). Aquí van las recetas:

Árbol de Navidad o Bizcocho de coco decorado (variación de la receta de Pino de Navidad de SILIKOMART)

Ingredientes:

Para el bizcocho:

- 150gr de coco rallado y deshidratado
- 150gr de azúcar glass
- 100gr de mantequilla a punto pomada (temperatura ambiente)
- 25gr de nata líquida
- 80gr de harina de repostería
- 3 huevos
- 1 sobre de levadura química (Royal)

Es tan sencillo como mezclar bien todos los ingredientes hasta obtener una masa espesa homogénea. Podéis añadirlos en el orden que queráis, pero yo, por si acaso, dejé para el final la harina con la levadura, como hago en todos los bizcochos.

Ponemos la masa en un molde y lo metemos unos 45-50 minutos a 155º de temperatura. En este caso utilizamos uno de silicona con forma de árbol que nos facilitó mucho el trabajo, pero si no tenéis podéis usar uno rectangular o cuadrado y una vez frío partid dos triángulos como en este esquema:
Los dos triángulos de los lados, los más pequeños, los podéis usar para colocarlos, girados, sobre el triángulo del centro, y formar así dos capas de bizcocho. Podéis poner el relleno entre estas dos capas.

Una vez desmoldado y frío, pasamos a lo más divertido: la decoración!!! Aunque os aseguro que con la pinta que tenía el bizcocho, y el olorcito a coco que hacía, me tuve que contener para no pegarle un bocado así mismo!


Primero lo partimos longitudinalmente y lo rellenamos con lo que más nos guste. Yo en esta ocasión hice un ganache de chocolate (se hace con chocolate de cobertura derretido y añadiendo el mismo peso en nata líquida, luego mezclando bien) que creo que le va genial como complemento al sabor de coco del bizcocho. Aquí lo veis ya rellenito:


Y el resto es facilísimo: usamos fondant teñido de verde para cubrir todo el bizcocho excepto "el tronco", fondant marrón para el tronco, y unas bolitas de fondant rojo para hacer las "bolas" del árbol. El método, ya sabéis: para que no se mueva una vez colocado y se pegue bien, pintamos el bizcocho con algo que nos haga de pegamento, en este caso, he aprovechado los restos del ganache del relleno. Luego extendemos el fondant con el rodillo hasta tener una capa de algo menos de medio centímetro de espesor y finalmente cubrimos la superficie del bizcocho con él. En la unión entre ramas de árbol y tronco simplemente cortamos el sobrante con un cuchillo y hacemos lo mismo con el otro color. No os apuréis si se ve la "juntura", luego la disimularemos y no se notará nada!

La textura del tronco se la dí usando un palillo casi tumbado y pasándolo para que ser marcaran las vetas de la corteza. No pongáis el palillo de pie porque pincharéis en lugar de marcar.



Y los toques finales: usé un poco de crema de mantequilla (buttercream, la receta aquí) y con una manga pastelera hice unas tiras que luego cubrí con copos de azúcar en color dorado, para darle el aspecto de espumillón. Va muy bien aprovechar una de estas tiras para disimular las juntas entre el fondant verde y marrón, verdad?
Por último, con las manos modelé unas bolitas pequeñas de fondant rojo y las puse como toque final.

.... Y sí, ahora que lo veo me he dejado la estrella en la punta del árbol!!! Que despiste! jajaja


Es muy fácil y muy agradecido, animaros a hacer alguno!!