domingo, 5 de febrero de 2012

Pastel rápido de aniversario

Buenaaaas!!!!

Aquí estoy de nuevo, después de un mes de enero muuuy atrejeado, y ha sido empezar febrero, venir la ola de frío siberiano y pillar un gripazo de campeonato! Ainnnnsss.... bueno, os escribo entre pañuelos, mantas y un poco de fiebre, pero tranquilos... que online no se contagia! jajajaja

Justo antes de empezar a atacarme los virus, el día 2 de febrero, hizo 4 años que empezamos a salir mi marido y yo. Y cómo somos muy de celebrar, esto también había que festejarlo!!! El problema, que llegué a casa a las 8 y pico de la tarde, así que había que hacer algo rápido. Mandé a mi marido al ordenador (él tan a gusto) y hice este pastelito expréss en una horita, bizcochos y decoraciones incluídas (y también hice la cena mientras tanto...). Vaaaaale, no está perfecto, es cierto, pero para haberlo hecho todo en una hora, estoy orgullosa del resultado  ;)





Os cuento muy rápidamente, es cuestión de organización:

- Precalentar horno, empezar a hacer la masa de los bizcochos, dividirlos en dos moldes redondos de 18cm (que bien va muchas veces tener dos moldes iguales, ji ji ), meter los dos moldes en el horno, y dejarlos 25 minutos (como son moldes pequeños, se hacen enseguida).

- Coger pasta de goma, alisar, cortar el número 4 (lo hice con este cortador). Pegar un trozo de brocheta por detrás con pegamento comestible. Poner un poco más de pegamento comestible delante y espolvorear la purpurina roja. Retirar el sobrante y dejar secar (es un decir, porque a "seco" no le dió tiempo...).

- Alisar fondant blanco para cubrir la tarta. Reservar.

- Troquelar con la troqueladora de Wilton para bordes (con el troquel de corazones) y una hoja de azúcar color rojo unas cenefas de corazoncitos. Reservar.

- Coger 4 alambres para flores, color blanco, y doblarlos por la punta dándoles un efecto más o menos decorativo. Los alambres para flores, además de servir para eso mismo, para los pétalos de flores, nos ofrecen unas posibilidades estupendas para decorar pasteles, doblándolos o dándoles forma para luego "pincharlos" en las tartas. Les dan mucho volumen ¿verdad? En dorado o en plateado quedan espectaculares..... incluso pueden hacerse pequeñas decoraciones de pasta de modelar o de pasta de goma, y dejarlas secar pinchadas en uno de estos alambres (por ejemplo, pequeñas abejitas para conseguir el efecto de que están "volando" sobre el pastel...)

- Los bizcochos ya están. Sacar del horno, dejar 3 minutos de reposo. Desmoldarlos. Dejarlos que enfríen un poquito.

- Coger un relleno ya listo (podría ser nutella, mermelada, etc.. en mi caso un tarro de lemon curd - crema de limón - que tenía en la nevera), extenderlo sobre uno de los bizcochos, tapar con el otro, extenderlo de nuevo por fuera para poder pegar el fondant.

- Cubrir con el fondant blanco, ajustarlo y recortar el sobrante.

- Pegar las cenefas de corazones con un pincel mojado en agua, por todo el lateral del pastel. Pinchar el número 4 en el medio del pastel. Colocar los alambres para flores detrás del 4, pinchándolos en el pastel para que se aguanten tiesitos.

- Con un rotulador de tinta comestible rojo, escribir un mensaje romántico sobre el pastel, jejejejeje. Aquí es cuando se nota, entre otras cosas, que los tiempos de reposo sirven para algo. Como el fondant estaba tierno, se me "hundía" la punta del rotulador... :P  Mirad....



- Servir de postre, ver como a tu marido casi se le saltan las lágrimas... y a disfrutarlo!

Ya veis, con un poquito de organización se pueden hacer pasteles sencillos en poco tiempo!! Aunque clarooooo, siempre es mejor dejar secar y reposar las cositas para obtener un mejor resultado.



El bizcocho en esta ocasión era el de Natalia, de Dulces Ilusiones. Tenía ganas de probarlo porque Cris nos comentó que estaba muuuuy rico, y como en esta ocasión necesitaba un bizcocho que no tuviera mantequilla - porque no me iba a dar tiempo de dejarla ablandar -, tuve la excusa perfecta para probarlo.

Os paso la receta, está muy rico y jugoso, y aquí  podéis ver el original en el blog de Dulces Ilusiones.

- 1 huevo
- 3/4 de taza de azúcar
- 1/2 taza de aceite de girasol
- 3/4 taza de leche
- 7,5gr de levadura Royal
- 1 taza y 1/2 de harina de trigo
- un chorrito de aroma de coco

Es tan sencillo como batir el huevo con el azúcar hasta que blanquee. Luego, añadir la leche y el aceite, mezclar bien, añadir el aroma, e ir incorporando la harina tamizada junto a la levadura, poco a poco, hasta obtener una crema homogénea.

Se coloca en los moldes (para dos moldes de 18cm bajitos va estupendamente esta medida), y se hornea a 190º. Los míos eran dos moldes bajitos y los tuve 25 minutos. Salieron perfectos. Si usáis un solo molde tendréis que tenerlo unos 40-45 minutos.



Un beso y hasta la próxima!!!