jueves, 3 de febrero de 2011

Corazones de fresa y frambuesa



Nosotros no acostumbramos a comprarnos objetos para San Valentín, pero sí lo celebramos, con una cenita íntima en casa y cocinando algo especial. La verdad, yo creo que estas fechas se quedan más en el recuerdo con detalles bonitos y caseros que con un regalo caro.

Y siguiendo esta máxima, que mi hermana comparte también, preparé con ella hace unos días - antes de la gripeeeee - estos corazoncitos de fresa y frambuesa, muy ligeros, muy suaves... y afrodisíacoooos! (por lo menos, esperemos que lo sean, jeje) para el postre de la cena más romántica del año.




Corazones de fresa y frambuesa

Ingredientes: 

- 150 grs. de queso crema tipo Philadelphia
- 250 ml. de nata para montar muy fría
- 75 grs. de azúcar
- 200 grs. de fresas
- 3 cucharaditas de gelatina neutra en polvo

Para el relleno:
- 50 grs. de Mermelada de frambuesa
- 20 ml. de agua
- Una cucharadita de gelatina neutra en polvo

Se bate el queso con la nata y el azúcar, hasta que lo tengamos bastante montado. Se pone en un cazo las fresas limpias, cuando estén calientes se trituran y se incorpora la gelatina en polvo (disuelta en un poquito de agua fría).



A continuación se le da un hervor a la mezcla. Se deja atemperar y se incorpora a la crema de queso/nata, intentando que no se baje la nata.



Luego se pone la mezcla en los moldes y se deja enfriar en la nevera. Cuando está cuajado podemos desmoldar.



Para decorar el centro, ponemos la mermelada de frambuesa en el microondas a calentar un poquito. Se incorpora la gelatina disuelta en el agua fría, se mezcla bien y se pone de nuevo en el microondas.
Dejamos atemperar un poquito y rellenamos los corazones. Pasados unos 10 minutos se puede emplatar y a comer!!!

Los podéis guardar en la nevera, dentro del mismo molde, sin desmoldar, hasta el día que los uséis. Se conservan bien tres o cuatro días.

Estos moldes con forma de corazón y huequecito para la mermelada, los podéis encontrar aquí.