domingo, 20 de marzo de 2011

Aventuras cupcakeras en Londres!

Os traigo las primeras fotos del viaje a tierras inglesas!

Como primera parte, os pongo los diferentes cupcakes y muffins que nos zampamos, jeje. La primera mañana, nada más levantarnos, fuimos a tomarnos el primero en "Costa", una cafetería que teníamos muy cerca del hotel, y que está entre el "Starbucks" y el "Café di Roma", vamos con café de verdad, no el aguachirri que toman estos ingleses... ains




Es impresionante porque nada más entrar, tienen en el mostrador todo tipo de cupcakes decorados, pasteles y shortbread (hay uno muy típico con caramelo y chocolate). Vamos, imaginaros entrar aquí en una cafetería y ver un mostrador lleeeeno de colores, cupcakes de todo tipo... mmm... como mola!

Nos comimos para desayunar un cupcake de plátano y toffe con frosting de crema de queso (deliciosoooo!) y mi hermana, con la que me fui de viaje, se tomó un riquísimo muffin de arándanos. Que sepáis que las bebidas (mi capuccino y el caffé latte de mi hermana) eran el tamaño pequeño de los tres tamaños que había para escoger.... yo a ojo, al tamaño grande de taza le calculé unos 3/4 de litro de capacidad... jajajaja

Fijaos en el interior del cupcake: era una crema de plátano como relleno! yuuum! Muy jugoso, con mucho sabor a plátano y toffee, y con el contrapunto del queso en el frosting que le daba un saborcito genial en combinación. Nunca se me habría ocurrido mezclarlos!


Según mi hermana, el muffin de arándanos estaba bastante bueno, así que... los pastelitos de "Costa" son bastante recomendables, y de precio, como casi todos, a 2,50 libras la pieza.

Y al siguiente sitio al que fuimos fue a Harrods, porque en uno de los mostradores de la Pastry corner están los famosos Lola's cupcakes, que Alma recomendó en su blog y a la que desde aquí agradezco sus guías cupcakeras porque vamos... lo clavó!

Fijaros que escaparateeeeeeee, cómo podrías decir "quiero sólo uno"??? jeje



Si os fijáis, de cada sabor había su versión "mini", en cápsulas de tamaño algo más grandes que las que usamos aquí para trufas, y variedad... ufff... de todo: en la primera foto podéis ver, los rocky road, los de coco y vainilla, los de limón y los de oreo. En la segunda foto, detrás de los rocky road en primer plano, hay los de café-choco, red velvet, banoffe, doble chocolate, vainilla con frosting en verde, amarillo o rosa, y al final unos con el frosting blanco que me olvidé de apuntar de qué eran, ains....  :(

Como nos acabábamos de comer uno para desayunar, pedimos 4 minis para llevar (1,5 libras/unidad, los normales 2,50 libras/unidad), y nos lo pusieron en una caja monísima, aunque con el traqueteo de ir de aquí para allá, para cuando nos los comimos más tarde estaban un pelín perjudicados. Fueron: rocky road, doble chocolate, red velvet y vainilla con frosting coloreado de verde. Mirad:


Madre mía! Que buenos estaban! Yo no recuerdo haber hecho en casa una buttercream tan fina, mucho más agradable de comer y aunque dulce, no tan dulce como la que me sale en casa. Estuvimos intentando averiguar cómo lo hacen, y dedujimos que la mantequilla con azúcar glass la baten muchísimo más que nosotras, queda como semi-montada, más esponjosa, más fina de textura y mucho más agradable de comer. También en el red velvet, el queso se notaba que era mascarpone, que le da un sabor...mmmm... se acabó hacer el frosting de queso con philadelphia!!! La masa de los cupcakes esponjosa, suave, con sabor... hechos del día y riquísimos! Un 9,5!!! (no le damos un 10 porque probamos unos mejores, seguid leyendo, jejejeje)

Y hablando de Harrods, no puedo dejar de comentaros la cantidad y calidad de dulces que tenían en diferentes mostradores: en el mismo de Lola's cupcakes, había cake pops (o bizcobolas con palito) de varios sabores, pasteles de varios sabores, galletas - galletones - de chocolate con trocitos de chocolate, de nueces de pecan con trocitos de toffee, strawberry&cream....


Los panes que veis en la parte superior eran "el pan del día": unos bollitos hechos de plátano y bacon. Aparentemente una combinación asquerosa, jajajajaja, pero la gente los compraba así que habrá que probar a hacer el experimento en casa!

Y fudge!!! Un mostrador llenito de trozos de fudge hecho artesanalmente de todos los sabores y colores. A mi el fudge me empacha muchísimo con sólo verlo, pero hay que reconocer que te podías quedar delante del mostrador mirando embobada todo lo que había, como un niño, jejeje



En otra esquina de Harrods había un mostrador de La Maison du Chocolat, de Paris... bueno, pues vendían bombones y macaroons. Yo como no había probado los macaroons en la vida, tuve el capricho de comprar una cajita, aunque los traje en la maleta de vuelta y los comimos ya en Barcelona. Pues si queréis que os diga... menudo fiasco. Si los macaroons son así, que no me guarden la simiente (como dice mi padre)!!


Por cierto, que la cajita de marras, con 6 macaroons, nos costó 10 libras, para que os hagáis una idea, a más o menos 2 euros el macaroon. Carísimos! Y eso que le dije que nos los pusiera variados, pero cuando los probamos tenían todos el mismo sabor predominante del ganaché de chocolate negro que llevaban dentro. Las partes de fuera, o sea, las que supuestamente llevan almendra, ni se notaba el sabor, sólo a chocolate del relleno que por cierto, para mí que se pasaron con la capa de relleno. Su sabor mataba todo lo demás.
Vale, una cosa que no voy a repetir. Macaroons, ya os daré otra oportunidad.... en un par de años!

A lo que sí podría darle una oportunidad la próxima vez que vuelva a Londres es a los bombones, jejejeje
Además del montón de estanterías con cajitas de bombones de las mejores marcas que os podáis imaginar, habían mostradores de estas marcas para vender a granel - o al gusto del consumidor -, los bomboncitos. Un escándalo para la vista!!!! Que chulo, mirad!


Este era el mostrador de la marca propia de Harrods, y en la foto siguiente el mostrador de GODIVA, la marca de bombones que más me gustaaaaa!


Que se me van los ojooooos!!!

Veeenga, volvamos a los cupcakes.
Hicimos una visita a Covent Garden, donde encontramos "Candy&Cakes" (en la misma plaza de Covent Garden, en el mercado), y "Primrose Bakery", que os avanzo desde ya que son las ganadoras según las votaciones de nuestros paladares!


La plaza de Covent Garden es encantadora, el mercado muy interesante, con puestos ambulantes donde venden desde ropa hasta velas decoradas artesanales, y con muchísimas tiendecitas alrededor. En la parte de fuera había un par de actuaciones callejeras, de ahí que veáis esa aglomeración de gente toda juntita, jejeje

Pues una de las tiendas dentro del recinto del mercado era "Candy&Cakes", de la que nos llamó la atención los cupcakes con colorantes fuertísimos como los que veis aquí:


No nos apeteció llevarnos a la boca un cupcake con ese frosting azul tan intenso, o con ese violeta oscuro, no sé... son comestibles evidentemente pero apetitosos... pues no mucho, así que al final compramos uno más normalito que tenían en el mostrador de dentro, a 2 libras/unidad para llevar (nos lo pusieron en unas bolsitas de plástico):


Red Velvet que no era de color rojo sino marroncillo, con gominola encima

Cupcake de frambuesa - sólo el frosting sabía levemente a frambuesa - la masa del cupcake era como una magdalena normal
La verdad, que no tienen mucha variedad, entre cupcakes y pasteles, esto que veis es todo lo que había, y de sabor... bueno, malo no estaba, pero lo que se dice "mmm, que rico", pues tampoco, frosting normalito, muuuy dulce, y bizcocho un pelín reseco y hecho con aceite en lugar de con mantequilla, como las magdalenas españolas. Si vais a Londres os podéis ahorrar este establecimiento sin problema.

Y... vamos a nuestro preferido!!! Dos calles más allá del mercado de Covent Garden hay uno de los dos establecimientos que tiene "Primrose Bakery" en Londres. Que cucada de sitio y que pasada de cupcakes!!!




Madre míaaaa! Que olorcito nada más entrar. Huele a cupcake recién hecho y a vainilla... En los sótanos tienen la cocina, según nos explicaron, y están prácticamente todo el día cociendo cupcakes para ofrecerlos recién hechos. Fijaos en los frostings, tan bien puestos, y las decoraciones de azúcar: flores, sprinkels de todo tipo... una cucada!

No pudimos hacer foto de todo el mostrador, sólo de este cachito, porque estuvimos todo el rato hablando con los dependientes - un chico y una chica - súper agradables, que nos explicaron con detalle de que estaban hechos todos los cupcakes y nos recomendaron el de vanilla y caramelo, con frosting de toffee con trocitos de chocolate y caramelo.

Tienen cuatro mesas solamente, y como fuimos después de comer, estaban llenitas con grupos de amigas tomando el té y cupcakes, que no tenían pinta de levantar el culo en la próxima hora y media. Que lástima! Con lo que nos hubiera gustado tomar el té ahí mismo. Bueno, compramos los que nos recomendaron y salimos a uno de los bancos que tienen fuera a comerlos.


Os he dicho ya que estaba deliciosíiiiisimo??? jeje
El frosting ya tenía buena pinta nada más verlo - buttercream de toffee con trocitos de chocolate con leche y caramelo -, pero la gran sorpresa vino cuando lo comimos: la masa del cupcake recién hecha, con una textura esponjosa y riquísima, y con un sabor intenso a vainilla (de la buena!) y a caramelo... mmmmmm!!! Este se lleva el 10 de nuestra visita a Londres!!!
Ah, lo que me recuerda que tengo que comprar el libro de recetas de la Primrose Bakery! A ver si somos capaces de hacerlos igual en casa!

Nuestra aventura cupcakera finalizó en el barrio de Chelsea, barrio super pijín y de calles largas llenas de tiendas de ropa y zapatos de marca. Cuando llegamos a King's Road eran casi las 6 y media de la tarde, y ya íbamos sufriendo porque en Inglaterra a esa hora te lo encuentras todo cerrado ya...

Después de caminar por la larguísima King's Road llegamos a "Love Bakery"... y estaba cerrada!!!  :_(
Estaban todavía los dueños recogiendo dentro pero nos hicieron señas que estaba cerrado.... Por lo menos pudimos fotografiar y ver el escaparate, y realmente, si están tan ricos como prometen, volveremos!



Fijaos que monada de cupcakes! Que gusto para las decoraciones, sencillas y preciosas: decoraciones de azúcar con forma de flores distintas, de mariposas, corazones, colores pasteles... y los mini cupcakes de la tarta de Pascua, con huevitos y pollitos... muy chulo!

En la misma calle estaba "The Chelsea Teapot", que evidentemente también estaba cerrado. Por lo que pudimos ver en el escaparate no sólo tienen cupcakes, sino otros postres, como tartas de diferentes tipos, shortbread, etc. Y es más un salón de té que una tienda de cupcakes. Aquí no echamos foto porque las chicas que estaban recogiendo nos miraron mal cuando sacamos la cámara,. ahí las dos pegadas al escaparate... jajajaja (igual creyeron que hacíamos espionaje cupcakero, que no deja de ser verdad, jajajaja)
Pero... volveremos!

Y para finalizar este post... os dejo una foto como muestra de las cosas increíbles que vimos en la Sugarcraft Exhibition que organizó Squires Kitchen en Farnham - condado de Surrey, al sur de Londres -, y de la que estoy preparando post extenso para que veáis estas maravillas y saquemos ideas para nuestros futuros pasteles de fondant....