jueves, 31 de mayo de 2012

Ichigo shiratama miruku sosu (o dango con fresas y salsa de nata)

Re-buenaaaas!!!! :)

Me apetece especialmente compartir esta receta japonesa con vosotros, porque está muy rica y porque en casa nos encanta Japón y todo lo japonés, y hacerla el domingo pasado fue como una pequeña fiesta para Dani y yo.


Pues eso, esta receta se llama en su idioma original "Ichigo shiratama miruku sosu", que traducido viene a ser bolitas de dango con fresas y salsa de nata. Las bolitas shiratama dango están hechas de harina de arroz glutinoso o mochi gome. Esta harina se hace con un arroz que es de grano redondo, se le suele llamar también arroz dulce, y no es ni de la variedad para sushi ni de cualquier otra variedad que conozcamos aquí, así que hay que comprarlo importado de Japón.
Las dango en sí no tienen sabor, son blandas, blancas y elásticas. Se pueden comer con dulce o con salado (como cualquier arroz).

Tradicionalmente las shiratama dango se comen acompañadas o rellenas de pasta dulce de judías rojas o anko, peeeeroooo preferí hacerlas con esta receta de la nueva cocina japonesa porque hay que aprovechar que se están acabando las fresas y me daba rabia esperarme al año que viene para probarla  :P

Venga, vamos a la receta, y os digo también dónde comprar productos japoneses para esta y otras recetas...



El arroz glutinoso o dulce lo podemos encontrar en tiendas especializadas en comida japonesa o oriental. Igual os sorprendéis en cualquier tienda de alimentación china porque lo tienen, seguramente en muchas lo tendrán, pero yo lo compré en TOKIO-YA, que está especializada en productos exclusivamente de Japón. Si tenéis la suerte de vivir en Madrid o en Barcelona tienen tienda física en ambas ciudades. Si no, lo podéis comprar en su tienda online: http://tokyo-ya.es/tienda/catalog/index.php En el enlace también salen las direcciones de las dos tiendas físicas.

Bueno, os muestro una foto de la harina de arroz glutinoso (shiratamako) que compré y que es ideal para este postre:


También podéis usar Nara kiri mochi, que es lo mismo pero la harina ya viene mezclada con agua y con forma de taquitos muy prácticos (http://tokyo-ya.es/tienda/catalog/product_info.php?cPath=43_137&products_id=600 ). La preparación es igual sólo que hay que calentar los taquitos de mochi en el microondas hasta que estén calientes y blanditos, e incorporarlos a las fresas como si incorporáramos la harina.


Ichigo shiratama miruku sosu
(receta de Azulita )

Ingredientes:

- 200gr de fresas lavadas y sin rabito
- 100gr shiratamako o harina de arroz glutinoso
- 1 vaso de leche
- 4 cucharadas soperas de nata líquida
- 4 cucharadas soperas de azúcar

Lo primero es separar la mitad de las fresas, dejando las más bonitas para luego. Las más feas, las ponemos en un bol y las machacamos toscamente con un tenedor.


Cuando las tenemos bien machacadas, incorporamos la harina de arroz glutinoso bien tamizada (y os lo recomiendo especialmente porque tiende a hacer muchos grumos), y dos cucharadas soperas de azúcar. Empezamos a remover hasta que el azúcar y la harina se integren bien con las fresas y tengamos una masa pegajosa de este aspecto:


Ahora empezamos a hacer bolitas con esta masa, más pequeñas que albóndigas. Notaréis que la masa está muy pegajosa: yo me pringué las manos con un pelín de aceite de oliva para que no se me pegara, o también podéis usar maicena para espolvorearos las manos.

Las bolitas las aplastamos con el dedo por el centro para que queden como discos. Además de ser la forma típica, esto ayuda a que se cocinen bien por dentro.

Ponemos a hervir agua en una olla pequeña o cazo, y vamos introduciendo en tandas todas nuestras bolitas. El agua tiene que hervir suave y contínuamente. Veréis como las dango se van primero hacia el fondo y luego suben y flotan. Las dejamos flotar un par de minutos y ya estarán listas. Es el momento de retirarlas con una espumadera y sumergirlas en un recipiente con agua fría, para cortar la cocción.

Había alguna abajo y cuatro que ya flotaban... a punto de sacarlas

Aquí reposando todas las dango en agua fría

El resto del postre es súper-fácil y muy rápido!! Los 100 gr de fresas que teníamos reservados, los cortamos a cuartos longitudinalmente, y los colocamos en un bol grande. Añadimos el vaso de leche, las 4 cucharadas de nata líquida y las 2 cucharadas soperas de azúcar. Removemos todo bien con cuidado, que el azúcar se disuelva y las fresas se empapen bien.

Escurrimos las dango y las añadimos al bol de las fresas. Dejamos macerar el bol con todos los ingredientes durante unas horas en la nevera... y luego a disfrutar!!!



Espero que os haya gustado este postre diferente!!! Me sobró harina mochi gome así que pronto vuelvo a la carga con alguna otra versión de dango!!!!!   :)