domingo, 17 de abril de 2011

Bizcobolas de primavera


Ya está aquí la primavera!!! Bueno, hace unos días ya, por eso la semana pasada se me ocurrió hacer estas bizcobolas para celebrarlo. Os he dicho ya que me chiflan las bizcobolas?? Que cosa taaaaan rica, y con ese tamaño de bocado y medio... que sabe a poco y te ves obligado a comer otraaaaa! jejeje

Tenemos dos versiones de estas bizcobolas, a cual más rica. Vamos con ambas recetas!!!



Bizcobolas de queso crema
(las verdes, receta original de Morgana)

- 250gr de bizcocho (no recién hecho, tiene que estar "asentado", pero vale cualquiera. Yo en esta ocasión, restos de magdalenas)
- 125gr de queso crema tipo Philadelphia
- Unas gotas de esencia de frambuesa
- Colorante en pasta rojo

Para decorar:
- 150gr de chocolate blanco
- colorante en pasta verde
- las decoraciones que os gusten (las mías de glasa real ya hecha, mariquitas y flores)
- Necesitaremos también palitos para pinchar las bizcobolas (si no tenéis de los específicos para bizcobolas, podéis usar los de madera para pinchos)

Como en las bizcobolas que hemos hecho en otras ocasiones, es tan fácil como desmigajar el bizcocho hasta reducirlo a migas muy pequeñas, y mezclarlo con el queso crema, las gotas de esencia de frambuesa y un pellizco de colorante rojo.

Cuando la mezcla sea homogénea, formamos bolitas con las manos, como si hiciéramos albóndigas, y las metemos un rato en la nevera para que se pongan más duritas y las podamos manejar sin peligro de romperlas.

Ponemos a templar el chocolate blanco - yo lo hago en el microondas, en un recipiente de cristal, y poniéndolo de 30 en 30 segundos, para controlarlo y que no se queme -, y le añadimos un poco de colorante en pasta verde.

En este chocolate blanco desecho mojamos los palitos más o menos un centímetro, y a continuación, lo pinchamos en una de las bizcobolas, que habremos sacado de la nevera. Lo vamos haciendo con todas las bizcobolas y volvemos a meter al frigo. El chocolate servirá de "pegamento" para que la bizcobola no se desprenda del palito, y este truqui no falla! Os quedará algo así:


Cuando se haya solidificado el chocolate del palito, sólo nos queda bañar las bizcobolas con el resto del chocolate y antes de que seque, pegarle las decoraciones de azúcar como más nos guste. Como veréis, el choco blanco se me rebeló bastante, y decidí aliarme a él en lugar de luchar, así que aproveché para hacer un efecto como de hierba en lugar de esforzarme en dejarlo lisito - cosa que no iba a lograr -.



Un truqui que va muuuuy bien es poner unos 15 minutos al congelador las bizcobolas una vez les hemos pegado el palito. Esto ayuda luego a que al sumergirlas en el bol de chocolate para bañarlas se vaya solidificando al momento el chocolate necesario y gotee el resto, gracias al cambio de temperatura.



Vamos por las segundas!!!

Bizcobolas de buttercream
(las de chocolate negro, receta de la revista "Delicious" que compré en Londres)

- 250gr de bizcocho (no recién hecho, tiene que estar "asentado")
- 75gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 150-170gr de azúcar glass (la receta decía 150gr pero yo acabé usando 170gr)
- unas gotas de extracto de vainilla


Para decorar:
- las decoraciones que os gusten (las mías de glasa real ya hecha, mariquitas y flores, como las de antes)
- Necesitaremos también palitos para pinchar las bizcobolas (si no tenéis de los específicos para bizcobolas, podéis usar los de madera para pinchos)


La preparación es bastante similar que las bizcobolas anteriores, con la diferencia que aquí primero haremos la buttercream de vainilla, de la siguiente forma: batimos la mantequilla ablandada hasta que blanquee y se vea esponjosa. En ese punto, vamos incorporando el azúcar glass tamizado y moviendo suavemente para que se incorpore. Batimos todo de nuevo y le ponemos unas gotas de esencia de vainilla al gusto.

Obtendremos una crema espesa y esponjosa, que mezclaremos con el bizcocho desmigado. Y a partir de aquí, todo es como en el caso anterior: formamos las bolitas, las ponemos en la nevera un ratito, derretimos el chocolate negro de cobertura y mojamos los palitos más o menos un centímetro, que introduciremos en las bolitas.



Luego al congelador unos 15 minutos y finalmente las bañamos en el chocolate de cobertura negro. Para el detalle final, pegamos también las decoraciones de azúcar antes de que el choco se solidifique del todo.



AVISO a navegantes!!! Estas bizcobolas de buttercream están muuuuuucho más dulces que las de queso crema, pero igualmente deliciosas. Los más golosos de la casa irán de cabeza a por estas, ji ji ji

Los extractos de vainilla y frambuesa, los colorantes y las decoraciones de mariquitas y flores podéis encontrarlas aquí.