domingo, 10 de abril de 2011

Galletas futboleras de los 4 clásicos


Como yo no estoy al día de los eventos futboleros, ha sido mi hermano el que me ha dicho que con suerte, este próximo mes van a jugarse cuatro partidos "clásicos" Barça-Madrid. Y también por petición suya, he hecho estas galletas para que las disfrute con sus amigos durante la retransmisión de esos partidos (si es que llegan para los cuatro partidos, jeje).



Los ingredientes para la masa de las galletas son los mismos de las galletas de manzana, esta vez usando un chorrito de leche en lugar de licor de manzana, y sin poner colorante a la masa.

Bueno.... valeeeee... os copio aquí otra vez la receta para que la tengáis a mano:

Galletas de mantequilla para decorar
(receta originaria de El Rincón de Bea)

Ingredientes:
- 250gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 250gr de azúcar glass
- 1 huevo grande a temperatura ambiente
- 650gr de harina
- un chorrito de leche

Con estas cantidades, como el cortador con forma de camiseta mide unos 5,5 cm, no muy grande, me salieron 64 galletas.

El paso a paso de la elaboración lo tenéis en la entrada de las galletas decoradas de manzana, pero aquí lo más importante es la decoración, así que pasemos directamente a ella!!!

Para decorar necesitamos:
(para decorar las 64 galletas, necesitamos entre 400-500gr de glasa real)


- Un paquete de glasa real (alternativamente, podemos hacer la glasa real con dos claras de huevo y 400gr de azúcar glass industrial)
- un poquito de agua
- colorantes alimentarios en pasta: rojo, amarillo y azul
- Un rotulador de tinta comestible negro

Lo primero es preparar la glasa real. Si utilizamos el paquete, simplemente ponemos el preparado en un bol, añadimos 75ml de agua y mezclamos, sin batir, hasta tener una pasta homogénea. Para hacer la glasa real en casa, ponemos dos claras de huevo en un bol, batimos ligeramente, y vamos incorporando el azúcar glass poquito a poco mientras mezclamos, sin batir, hasta que se incorpore del todo.

Ahora dividiremos la glasa en dos mitades, una servirá para el blanco de las camisetas del Real Madrid, y la otra, para los colores de las camisetas del Barça.

Lo más importante ahora es comprobar la textura de la glasa, necesitamos que sea lo suficientemente líquida para que cubra la galleta y lo suficientemente sólida para que mantenga la forma que le dibujemos sobre la superficie de la galleta.

Esta vez, además de la clásica técnica de usar una textura más sólida para delinear y luego una más líquida para el relleno con las camisetas del Madrid, en algunas galletas me atreví a usar una sola textura para todo, al estilo que usa Sweetopia. Tiene un par de vídeos donde lo explica estupendamente, tanto el punto de la textura como la forma de usarla:

Consistencia de la glasa real: la regla de los 10 segundos


Técnica para decorar las galletas sin delinear:
(realmente es para hacer marbling, pero se ve perfectamente como usa la técnica sin delinear)



Siguiendo esta técnica, en la que lo más importante es la textura correcta de la glasa, os enseño mi primer experimento:


La verdad es que al no verse los bordes, queda mucho más limpio el acabado, pero hay que vigilar porque si la textura de la glasa no es perfecta, los bordes tienden a suavizarse mucho. Fijaos que los "sobaquillos" de la camiseta quedan redonditos, mientras que los que hice con el delineado quedan mucho más definidos. Podéis apreciar la diferencia en esta foto. Todas las galletas tienen delineado excepto la primera de la fila de abajo derecha:


Bueno, pues hecho de una forma u otra, decoramos las galletas con la glasa blanca, esperamos que se sequen, y luego con un rotulador de tinta comestible vamos pintando los detalles en negro sobre la glasa real seca (con las fotos de las camisetas reales delante para hacerlo lo más parecido posible... bendito Google, jeje). Aquí me vino genial que el rotulador llevara punta normal y punta fina, porque el dichoso escudito y las letras de adidas si no es con el punta fina no se pueden hacer.

Y pasamos a las del Barça!!! De la mitad de glasa que habíamos separado, ahora volvemos a separarlo en tres bols, en uno de ellos solo un poquito de glasa para hacer los detalles en amarillo, el resto de la glasa a partes iguales en dos bols, y coloreamos uno de grana y otro de azul con los colorantes en pasta.

Primero, hacemos las lineas amarillas del cuello y las mangas de las camisetas, que nos servirán como "guía" para no pasarnos luego con el azul y el grana. Utilicé manga pastelera con una boquilla redonda núm. 1, vamos pequeñita. Os sobrará glasa amarilla, reservarla para el final.

Luego, empezamos con el color grana: hacemos los triangulitos de las mangas, y las dos franjas centrales. Esta vez también usé ya directamente el método sin delineado de Sweetopia, porque ahorras un montón de tiempo y creo que en esto queda mucho mejor así.


Una vez seca la glasa de color grana, ponemos las tres franjas restantes en azul, y dejamos secar muy bien toda la galleta para hacer los últimos detalles en amarillo (un día mínimo).

Para ultimar los detalles, seguimos con nuestra manga y boquilla redonda núm. 1, y hacemos sobre la glasa seca los nombres de los jugadores, números de camiseta, o si la hacemos por delante, el patrocinador y el símbolo de Nike.
Como véis, para el escudo del Barça me vi imposible hacerlo con glasa porque es minúsculo, así que eché mano de nuevo del rotulador de tinta comestible negro y con el punta fina intenté hacer algo parecido al escudito.


Espero que os haya gustado, y si tenéis futboleros en la família, hacedlas que seguro que les encantaaaaaaan!!!!

El rotulador de tinta comestible, el cortador con forma de camiseta, los colorantes en pasta, boquillas, etc. podéis encontrarlos aquí.