sábado, 23 de abril de 2011

Como hacer rosas (y como tunear un stand para cupcakes) {Tutorial}

Pues aquí traigo mis rositas, que le prometí a Manu que pondría un tutorial en condiciones estas fiestas de Pascua. Muy experta no soy, pero si os ayuda a alguno/a para hacer vuestras propias rosas para decorar pasteles, cupcakes o lo que queráis... me doy por satisfecha!



Vamos allá con el método!

Lo primero es explicaros que aunque se pueden hacer con fondant, quedan muchísimo mejor, más finas y más reales, con pasta de goma, o como se le llama también masa elásticapasta de flores, pasta de pétalos... Os imagináis porqué tiene esos nombres, verdad? jeje

Os pongo aquí la diferencia entre hacerlas con fondant y hacerlas con pasta de goma. La de la izquierda es hecha con fondant y la de la derecha hecha con pasta de goma. Podéis ver que aunque el fondant se estire con cuidado y se haga una capa finita, no se puede hacer demasiado fina porque se rompe, y aún así, cuando dejamos la rosa "secar" al aire, los bordes de la rosa se resecan y provocan este efecto un poco "roto".


Con la pasta de goma es muy cómodo trabajar: se puede extender hasta el grosor casi del papel de fumar y no se rompe, es muy muy elástica y un poco más pegajosa que el fondant. Para trabajar con ella yo uso una gotita de manteca de cerdo que me froto entre los dedos y sobre la superficie de amasado (nada de Crisco ni otras grasas blancas teniendo en España unas buenas mantecas de cerdo ibérico que no os lo creeréis pero hasta son más saludables que el Crisco). Ah! Hay que ir rapidito para trabajar con la pasta de goma, porque se endurece al aire más rápido que el fondant o la pasta de modelar.

La pasta de goma la podéis comprar ya hecha, que es muy cómoda, o bien la podéis hacer vosotros mismos. Os pongo la receta por si alguno se atreve, aunque os informo que la que he usado yo esta vez es comprada, más que nada por la falta de tiempo, ya que esta receta requiere que la pasta madure antes de usarla. La receta es del primer libro que me compré cuando empecé a interesarme por estas cosas, y la probé hace tiempo, la verdad que sale bien pero requiere tiempo para hacerla y más tiempo aún para que repose.

Pasta de goma
(del libro Beginner's Guide to Cake Decorating, Ed. Merehurst)

Ingredientes:

- 400gr de azúcar glass
- 50gr de harina de maiz (maicena)
- 3 cucharadas de goma de tragacanto
- 5 cucharadas de agua fría
- 2 cucharadas de gelatina en polvo
- 3 cucharadas de grasa blanca (vegetal o manteca de cerdo ibérico, yo usé la manteca)
- 2 cucharadas de glucosa 
- 1 clara de huevo

Necesitaréis una máquina de amasado potente, tipo KitchenAid o similar, porque la pasta se pone durísima mientras se amasa. Si lo hacéis a mano, haréis musculitos, je je

En primer lugar, se tamiza el azúcar glass, la harina de maiz y la goma de tragacanto, y se ponen juntos en un bol. Este bol lo calentaremos ligeramente, lo podéis hacer en el microondas poniendolo unos segundos, removiendo y volviéndolo a poner otros pocos segundos, o con el calor residual del horno, metiendo el bol unos minutitos, o incluso unos minutos al baño maría. No hay que quemar el contenido, sólo que al tacto el bol se note templado tirando a caliente. Si usáis una amasadora eléctrica, calentad ligeramente también la pala de amasar.

Por otro lado, ponemos el agua en un recipiente y añadimos la gelatina en polvo, removemos y lo dejamos reposar unos minutos. Pasado este tiempo, calentamos el recipiente al baño maría o al microondas hasta que la mezcla esté transparente y líquida.

Añadimos la grasa blanca o manteca, y la glucosa al bol de la gelatina, y removemos hasta que se haya disuelto. Esta mezcla la echaremos en el bol de los ingredientes secos, junto con una clara de huevo, y empezaremos a amasar (si es con KitchenAid, a velocidad 1-2), hasta que los ingredientes se hayan incorporado bien.

Ponemos la amasadora a máxima velocidad y la dejamos trabajar hasta que la mezcla se endurezca y se blanquee. Si es necesario, bajar un pelín la velocidad de la máquina (la mía recuerdo que en este punto hacía un ruido enorme por la fuerza que tenía que hacer la pala). Cuando tengamos la mezcla endurecida y blanca, la sacamos del bol  y la guardamos en una bolsa tipo zip (como las de congelación), la cerramos bien sin aire, y ponemos la bolsa en un tupper de plástico. Metemos el tupper en la nevera y dejamos reposar la masa de 24 a 48 horas antes de usarla.

Esta masa se puede congelar cuando haya madurado, según el libro (yo no la congelé, no sé si pierde calidad o se conserva bien), y por supuesto, se puede colorear con colorantes alimentarios en pasta.

Bueno, ya tenemos la pasta de goma, así que vamos a modelar rosas!!

Hay muchas técnicas para hacerlas, incluso con cortadores, pero esta es la que sé hacer y creo que además de ser fácil no quedan mal.

Primero de todo, hacemos unas bolitas chiquititas, del tamaño entre un guisante grande y una avellana pequeña. No hace falta que sean todas iguales, luego veréis que no importa tanto.

Ponemos las bolitas sobre la superficie previamente engrasada (muy ligeramente), con alguna grasa blanca. Yo lo hago con manteca de cerdo ibérico y sobre una hoja de plástico como las de las transparencias, pero es manía mía, lo podéis hacer sobre cualquier superficie lisa de trabajo.



Para cada rosa uso 8 bolitas, que serán los pétalos. Es orientativo, si queréis rosas más pequeñas, podéis usar 6 o 5 bolitas. Sobre estas bolitas pasamos el rodillo hasta dejarlas de un grosor muy fino, todo lo fino que podáis.


Y cogemos una de las laminitas para hacer el primer pétalo. Yo suelo coger la que haya quedado más pequeña y voy cogiendo así, por orden, de la más pequeña a la más grande, para que la más grande coincida con los pétalos de fuera, los mayores.

Ahora es tan fácil como hacer un "rollito" con esta lámina entre los dedos:



Os quedará una cosa así.

Y cogemos otra laminita para poner nuestro segundo pétalo. Vamos a mirar que la "abertura" de cada pétalo no coincida con la anterior, para que quede más natural y más bonito. Teniendo esto en cuenta, lo único que hay que hacer es enrollar la segunda lámina sobre la primera:


Los dos "bordes laterales" los unimos con los dedos en la parte de abajo, como en la foto, y vamos a por la tercera lámina. Podéis ir dando algo de forma a los pétalos conforme los vais poniendo, ya que una vez hecha toda la rosa es más complicado meter el dedito en un pétalo concreto.


Y así, sucesivamente, vamos poniendo los 8 pétalos de nuestra rosa, intentando, como he dicho antes, que los pétalos vayan alternando su posición, y no poner uno justo encima del anterior.

Una vez terminada nuestra rosa, y cuando estemos satisfechos con el resultado...


veremos que en la parte inferior hay una acumulación de pasta de goma espectacular. Vamos a recortar la pasta sobrante, que la aprovecharemos para nuestra próxima rosa. Cortamos con un cuchillo afilado por la base de la rosa, más o menos a esta altura:


Y ya tenemos nuestra rosa lista!!!

Ahora la dejamos secar al aire y la podremos utilizar para cualquier decoración de tartas, cupcakes o incluso galletas, si las hacéis pequeñitas!


Probad con diferentes tamaños, y seguro que os saldrán genial! Es cuestión de práctica, pero como véis, no es nada difícil.

Y por último... os traigo las fotos de mi "tuneo" de stand para cupcakes. Partiendo del stand de cartón blanco - y soso - podemos personalizarlo para que conjunte con nuestras creaciones comestibles y quede perfecto en nuestras presentaciones.  Se puede pintar, dibujar sobre él, pegarle pegatinas o stickers de scrapbooking o como en esta ocasión, pegarle un papel de regalo con un estampado que nos guste.

Este stand lo quería decorar para la fiesta de cumpleaños de mi futura suegra, que hace 70 años y lo celebramos el lunes. Como le encantan las rosas y las flores, además de un pastel decorado con las rosas que os acabo de enseñar, haré unas bizcobolas que irán expuestas sobre este stand. Así que encontré este papel de regalo fantástico con motivos de rosas e ideal para lo que quería.

Tijeras, pegamento en barra y papel de regalo...


 tan fácil como pegar el papel sobre el cartón (al revés es más cómodo):


y recortar los bordes:


Voilà!!!! Listo para exponer.

La goma de tragacanto, glucosa, la pasta de goma (pasta de flores) y el stand para cupcakes blanco podéis encontrarlos AQUI.