martes, 5 de abril de 2011

Cupcakes melosos de chocolate


Estas magdalenas riquísimas se las debo a Sandra, de Cakes Palma. Su marido le regaló un libro de muffins y decidió que iba a probar todas las recetas (unas 100), una cada semana, pero para que fuera más divertido organizó un grupo en facebook donde Sandra comparte la receta semanal y así la hacemos todos los que podemos y/o queremos.

Es muy bonito ver las fotos de las magdalenas de todos y cada uno, cada una con su toque personal, variando un pelín la receta con un ingrediente añadido, unas "vírgenes" tal cual, otras transvestidas en cupcakes... muy curioso y enriquecedor.

Así que si queréis uniros al grupo, que está abierto a todo el que quiera participar, no lo dudéis: entrad en Facebook!    



Esta semana la receta propuesta eran estas magníficas magdalenas melosas de chocolate, así que aquí las tenéis, en su versión "cupcakera" de doble chocolate con frosting de buttercream de cacao!


Magdalenas melosas de chocolate
(del libro 1 masa, 100 muffins, de Susanna Tee)

Ingredientes:

- 225gr de harina de trigo
- 55g de cacao en polvo sin azúcar (yo el cacao de marca Valor)
- 1 cucharada (15ml) de levadura en polvo (yo Royal)
- 1 pizca de sal
- 115gr de azúcar moreno de caña
- 2 huevos
- 200ml de nata agria (la compré en Alcampo, nata fresca marca President)
- 6 cucharadas de aceite de girasol
- 3 cucharadas de almíbar

Precalentamos el horno a 200º. Preparamos el molde con las cápsulas de papel (mejor meterlas en un molde para magdalenas, para que suban hacia arriba y no se abran hacia los lados).

Hacemos el almíbar: yo lo hice al microondas. Puse en un vaso de cristal como un dedo de agua y le añadí 3 cucharadas de azúcar. Lo dejé hervir al microondas un par de minutos, y luego lo aparté y lo dejé enfriar un poco.

A continuación, ponemos en un bol los ingredientes secos: tamizamos la harina con el cacao, la levadura y la pizca de sal. Una vez tamizado, añadimos al bol el azúcar moreno.

Por otro lado, batimos ligeramente los huevos y le incorporamos la nata agria, el aceite y el almíbar. Volvemos a batir ligeramente, solo hasta que tengamos una masa homogénea. Esta masa líquida la añadimos al bol de los ingredientes secos y vamos mezclando - no batiendo - con cuidado hasta que se incorpore todo.

En este punto, yo metí el bol en la nevera una media hora. Esto ayuda a que las magdalenas luego crezcan más en el horno y tengan "copete". Una vez reposada la masa en la nevera, la repartimos en las cápsulas de papel - yo las llené unas tres cuartas partes - y al horno, durante unos 20 minutos, hasta que pinchándolas salga seco.

Una vez fuera del horno, las dejamos reposar 5 minutos en el mismo molde, y luego las pasamos a enfriar totalmente en una rejilla.



Así están riquísimas, recuerda un poco su sabor y su textura húmeda a un buen brownie. Pero si queréis que sean todavía más ricas, cuando estén totalmente frías les ponemos el frosting de chocolate:


Buttercream de cacao

Ingredientes:

- 110gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 500gr de azúcar glass tamizado
- 1 chorrito de extracto de vainilla
- 3 cucharadas de leche
- 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (el mismo de antes, de la marca Valor)

Es sencillísimo, pero hay que batir mucho para que quede fino, así que si podéis, mejor a "máquina" que a mano.

Batimos la mantequilla hasta que blanquee y se vea esponjosa (en mi KitchenAid, unos 4 minutos a velocidad baja). En ese punto, vamos incorporando el azúcar glass tamizado, poco a poco, sin dejar de batir. Cuando veamos que parece que ya no admite más azúcar - la masa está muy espesa - incorporamos la leche y el chorrito de extracto de vainilla -, y terminamos de incorporar el azúcar y el cacao en polvo.
Aquí os recomiendo que sigáis batiendo durante unos 5 minutos más. Cuanto más batamos - tampoco en exceso -, más fina y esponjosa quedará la buttercream.

Y lista! La pasamos a una manga pastelera, con boquilla redonda ancha, y decoramos nuestras magdalenas para convertirlas en cupcakes melosos de doble chocolate. Riquíiiiiisimos!


A esta del fondo le puse un poco de crocanti por encima... mmmm...