domingo, 29 de mayo de 2011

Magdalenas de pueblo

Esta semana, en el grupo de facebook de la magdalena de la semana, Sandra de Cakes Palma nos ha propuesto unas magdalenas de aceite, las típicas de desayuno, sin más decoraciones que un poco de azúcar, que les dan un aire más rústico si cabe. El sabor, espectacular, como las cosas de antes, con carácter y muy rico, y la pinta.... ya la véis aquí. Una receta de 10! Gracias Sandra!


Os pongo la receta tal cual nos la transcribió Sandra, poniendo la variación que yo hice. El título original de la receta era "Magdalenas de aceite de oliva", pero como sólo tengo en casa virgen extra de 1º, cosecha propia (bueno, de mi padre), que es el mejor aceite que podáis probar, pero fuertísimo de sabor para repostería, utilicé aceite de girasol. Así que la receta ahora se llama... "Magdalenas de pueblo", jejeje

Magdalenas de pueblo

Ingredientes:

- 250 gr. de huevos (5 huevos de talla M, o aprox. 4 huevos de talla L. Si los pesáis en casa, pesadlos sin la cáscara)
- 200gr de azúcar
- 250 ml de aceite (yo aceite de girasol, pero podéis hacerlo con un oliva suave)
- 300gr de harina
- 8gr de levadura de repostería tipo Royal (1/2 sobre)
- Ralladura de la piel de una naranja o un chorrito de extracto de naranja (optativo, yo se lo he puesto y tienen un saborcito muy bueno)

Ponemos el horno a precalentar a 210º (sólo calor abajo), y pasamos a emulsionar los huevos y el azúcar a 40º aprox. Para ello, metemos los huevos en un bol apto para microondas y los batimos. Le añadimos el azúcar. Lo llevamos al microondas unos 20 segundos, comprobamos la temperatura. Si es necesario, le damos unos segundos más. Podemos comprobar la temperatura con el dedo, tiene que notarse un poco caliente, pero no demasiado, o se cocerán las claras del huevo.

En este punto, batimos con la batidora de varillas hasta que tripliquen su volumen. Este método se llama batido a la genovesa, que no es más que montar el azúcar con los huevos, aplicando calor hasta que tripliquen volumen (así es cómo se hace el bizcocho genovés, un bizcocho sin grasa de ningún tipo en su masa y que esponja gracias a este método de batido). Antiguamente se hacía al baño maría, pero ahora tenemos microondas, que nos hacen la vida bastante más fácil!

A continuación, añadimos el aceite a la masa e integramos bien, mezclando con movimientos envolventes para conservar el espumado de huevos y azúcar. A partir de este punto ya no tenemos que aplicar calor (o sea, si lo hacéis al baño maría, ya lo podéis sacar cuando mezcléis la masa con el aceite). Añadimos también el extracto de naranja o la ralladura.

Finalmente, añadimos la harina y la levadura tamizadas, y seguimos mezclando con movimientos envolventes.

Ya podemos llenar las cápsulas hasta unos dos tercios de su capacidad. Espolvoreamos un poquito de azúcar por encima (es optativo, pero creo que quedan más rústicas), y las metemos al horno hasta que estén doraditas. En mi horno han tardado unos 18 minutos. Mirad a partir de los 15 que no se os quemen!

Por cierto.... el tema cápsulas o moldes de magdalenas con esta receta o cualquier otra que lleve aceite en lugar de mantequilla, es relativamente importante: las cápsulas "baratas", especialmente si son decoradas, suelen perder el estampado o color en el horno, y al traspasar el aceite de la masa, quedan transparentes cuando las sacamos del horno. Si vais a hacer estas magdalenas para invitar a alguien o simplemente queréis que no os quede la cápsula transparente y pringosa, buscad unas cápsulas de papel resistente y con algo más de calidad!!! Las mías son de la marca Culpitt, las mejores que he probado, ya se nota al tocarlas que son de papel más grueso y con acabado anti-grasa. Nunca me transparentan ni pierden el estampado en el horno, y hoy tenía ganas de "testarlas" con una receta que lleva bastante aceite. Han quedado perfectas, como siempre!



Las cápsulas de magdalenas podéis encontrarlas AQUI.