miércoles, 26 de enero de 2011

Bombones San Valentín


Vale, sí,... como me ha dicho mi hermana nada más ver la foto: "eso parece un puticlub y los bombones culos"... en fin, me ha quedado fatal esa escenografía, pero lo importante son los bombones, y eso no ha quedado del todo mal, verdad?


Esto es tan fácil de hacer que no necesita ni receta, pero sí un truquillo o dos para que queden sin burbujitas de aire y brillantes. Podéis prepararlos ya, y tenerlos listos para San Valentín, por ejemplo. Se conservan estupendamente varios meses en lugares frescos y secos - como las tabletas de chocolate -.

Lo primero es agenciarse una tableta de chocolate de buena calidad, en este caso blanco. Hice una prueba con gotas de cobertura de choco blanco y me quedaron fatal, así que volví a mis tabletas de siempre y genial!
(para qué cambiar! ains...)


Lo segundo es tener un molde bueno, que sea fácil de desmoldar. Yo tengo de silicona, específicos para bombones, de la marca SILIKOMART, que en fin... son perfectos, para qué decir más. Los que tengáis algún molde de esta marca ya sabéis la calidad que tienen.

Lo siguiente es derretir suavemente el chocolate al micro o al baño maría. Cuidado con el chocolate blanco que se quema enseguida, hay que vigilarlo! En este punto, una vez derretido, podemos añadirle el aroma que nos guste, unos trozos de frutos secos, etc. a vuestro gusto.

Luego se rellenan los moldes para bombones con el chocolate derretido, y aquí vienen los dos mini-truquitos:


1- Una vez rellenados, hay que coger por los extremos el molde, levantarlo un poquito y golpearlo suavemente contra el mármol un par o tres veces. Con eso conseguimos que si había algo de aire dentro del chocolate, suba a la superfície en forma de burbujas, y no nos afee luego al desmoldarlo.

2- Una vez hecho lo anterior, pasamos una espátula por la superfície, como en la foto, para alisarla. Aquí la intención es que los bordes de los bombones queden lo más limpios posible, para que a la hora de desmoldar no queden rebabas - siempre queda algo, pero así se eliminan muchísimo -.


Y listos! Ahora a dejar que se enfríe el chocolate, bien a temperatura ambiente (si no hace mucho calor) o en el frigo. Una vez frío, desmoldamos y a disfrutar!

Os dejo a continuación un vídeo de SILIKOMART donde se ve perfectamente la técnica. Facilísimo y queda como los comprados!



Los moldes de bombones SILIKOMART podéis encontrarlos aquí.